LA SABANA QUE ME INSPIRA.

Ni tan fría como para congelar, ni tan caliente como para arder en ella. Ni tan dispuesta a recibir invitados a cualquier hora del día, ni tan reacia a ser la anfitriona: esa misma que decían que no cedería. Ni tan oscura como para tener algo que ocultar, ni tan brillante como para alardear. Ni … Continue reading LA SABANA QUE ME INSPIRA.